6 accesorios para mejorar tu desempeño como ciclista de montaña experto

Cuando estamos empezando a entrenar, es usual que seamos conservadores es invertir tanto en equipamiento, sin embargo, una vez estamos metidos a fondo en el estilo de vida del ciclismo se nos empiezan a quedar cortas los accesorios y equipamiento con el que empezamos, por lo que es común que nos haga falta completar nuestros equipos o queramos usar elementos de gamas más altas; y esto no responde a un capricho sino a que las preocupaciones y las necesidades empiezan a ser otras.

Por tal motivo, se hace necesarios aspectos como reducir peso en la bici y en los accesorios que usamos, mayor protección o ayudarnos a alcanzar el potencial y los objetivos que tanto deseamos y de los que estamos cada vez más cerca.

Para ayudarte con esto y que alcances todo lo que quieres lograr como ciclista, te tenemos algunas sugerencias para que complementes o mejores tu equipamiento para rodar como todo un profesional:

1. Despinador de cadena

Además de las cosas básicas como la bomba y el kit de despinche, en esta ocasión te vamos a sugerir que lleves contigo un despinador de cadena con su respectivo repuesto, y sello de cadena. El despinador no es la herramienta que suelen tener los que están empezando a entrenar ni los que usan la bici solo para pasear los fines de semana, pero es una herramienta muy importante ya que es la única que te permite reparar la cadena tú mismo y si te adentras en montaña o haces rutas largas y con poco flujo de ciclistas puede ser un salvavidas.

Un buen despinador de cadena es lo único que te sirve si se te revienta la cadenilla por un exceso de fuerza, un golpe o una caída, situaciones a las que, como ciclistas, nunca estamos exentos. Hasta al mejor panadero se le quema el pan dicen por ahí.

 

2. Pedales y zapatillas de ciclismo

Unos buenos pedales pueden hacer la diferencia a la hora de montar para alcanzar nuestros objetivos.

Tener unos buenos pedales nos da muchos beneficios, disminuye el peso de la bici, y sumado al uso de zapatillas que se enganchan o “enchoclan”, nos ayuda a aumentar nuestro rendimiento.

Cuando usamos pedales convencionales, la fuerza de impulso se hace en el movimiento hacia abajo del pie, pero cuando usamos pedales con zapatillas de enganche en el movimiento del pedal hacia arriba también estamos ejerciendo fuerza de impulso, por lo tanto, nuestro rendimiento es mayor mientras estamos haciendo el mismo movimiento y gastando la misma cantidad de energía.

3. Ciclocomputador

Un ciclocomputador es, sin duda, la mejor herramienta para llevar control y registro de nuestros recorridos y avances en el entrenamiento. Actualmente se pueden encontrar ciclocomputadores con tecnología avanzada que cuentan con GPS integrado lo que te permite tener registros de tus rutas y recorridos; instrumentos de medición biométrica para que lleves registro de los datos relacionados con el entrenamiento.

Entrenar con un ciclocomputador marca la diferencia entre quienes montan bici como un pasatiempo no tan relevante, y quienes entrenan de manera constante y con el objetivo de avanzar y alcanzar su máximo rendimiento.

4. Indumentaria de ciclismo.

Un uniforme, una badana, un jersey y unos guantes son sin duda la ropa más cómoda para montar y actualmente los podemos conseguir para todos los gustos, desde térmicos para los climas más fríos hasta los más ligeros para las temperaturas más calientes, mejor dicho uniformes e indumentaria hay para todos los gustos y necesidades.

Lo indispensable es que la ropa que llevemos puesta no sea un problema a la hora de seguir mejorando nuestro rendimiento sino un elemento que nos ayude a potenciarlo.

Cuando estamos enfocados en mejorar nuestra competitividad nos ayuda tener un uniforme de la mejor calidad, confeccionado con textiles para deportistas de alto rendimiento, que permitan la adecuada respiración de la piel y mantengan la temperatura corporal.

5. Casco

Nunca está de más recordar la importancia de salir con un buen casco. No es sólo cuestión de “tener algo en la cabeza”; es importante que el casco que usemos esté a la altura de nuestro uso. El casco que necesita una persona que sale con su familia a montar los domingos no es el mismo que necesita alguien que tiene una rutina de entrenamiento fuerte, que se me mete a recorridos de montaña demandantes y empinados.

Si tú eres alguien que se exige al entrenar y que va cada vez más lejos en todo sentido, entonces necesitas un casco que esté a tu nivel. Necesitas un casco que sea aerodinámico y ultraliviano para que te no te genere resistencia cuando alcances altas velocidades y tu rodada sea aún más cómoda y satisfactoria. De esta manera vas a estar igual de protegido con un accesorio que te ayude a seguir mejorando tu desempeño.

Aquí encontrarás algunas opciones de cascos ultralivianos y aerodinámicos para que alcances tus objetivos con el mejor equipamiento.

6. Gafas

Posiblemente el segundo elemento de protección más importante después del casco. Proteger los ojos y la vista es primordial para el ciclista. Unas gafas no solo son un accesorio de seguridad sino también ayudan a mejorar el rendimiento tanto en ruta como en montaña y hacen de la rodada algo mucho más cómodo.

Unas buenas gafas nos protegen los ojos del viento que recibimos en la cara al montar a altas velocidades y hacen que esto sea más cómodo lo que nos permite, literalmente, ir más rápido y nos cuida también del polvo y la tierra que levantamos al rodar en trocha o que levantan los carros en las carreteras.

Más allá de la protección básica, una gafas fotosensibles o de lentes intercambiables pueden ser lo mejor porque se van acomodando a las condiciones que te encuentras en el camino.

¿Buscas gafas de ciclismo? Mira las que tenemos disponibles.

Leave a Reply